domingo, 25 de mayo de 2008

PELICULA PROMOCIONAL DEL MINISTERIO DE CIENCIA MINCHA

La siguiente película es una de las piezas promocionales del Ministerio de Ciencia. Fué rodada en la región de Vërdia, concretamete en Rocazzul, lugar en el que se encuentran algunas de las pinturas rupestres más importantes del planeta. La música es una pieza tradicional perteneciente a la cultura arcuña e interpretada con la típica flauta de madera de maztano y aleaciones metálicas.

video

sábado, 24 de mayo de 2008

ENCONTRAR AGUA EN ARIDÖNDIA

En la desierta región de Aridöndia se desarrolla la cultura de los ardos, una de las especies inteligentes que cruza esta región del planeta en determinados meses del año para hacer la ruta comercial del köfur.
Las costumbres ancestrales de esta raza sobreviven gracias al poder de los medium, sabios consejeros y dirigentes espirituales de las tribus ardas. Estos medium ardos han conseguido desarrollar una capacidad para generar agua en zonas donde no la hay. Esto puede llevarles unos cuantos días de dedicación exclusiva y concentración. Durante ese espacio de tiempo, permanecen inmóviles y en estado de trance sobre una porción de tierra con su largo cetro orientado en vertical hacia el cielo. El cetro fabricado con una vara de madera de brucco, hace de conductor enérgético entre el aire y los minerales subterráneos que al entrar en conxeión directa generan la creación de agua natural.

Gracias a esta extraña capacidad que se transmite secretamente de generación en generación, los ardos han conseguido subsistir durante milenios en la región más árida del planeta.

Familia de hongojos reposando en las llanuras de Vërdia.

LOS HONGOJOS EN LAS PINTURAS RUPESTRES DE VËRDIA


El orígen de las pinturas rupestres de Vërdia es ancestral y a día de hoy aun encierran muchos secretos sobre la pre-civilizaciones del Planeta Mincha. En esta pintura, hallada entre las más de cien diferentes que se encuentran en la caverna de Rocazull, lugar de culto desde hace milenios, podemos ver que los hongojos ya era una especie evolucionada entonces y probablemente las tribus consideraban a este molusco de tierra como animal sagrado con lo cual es posible que no lo incluyesen en su dieta alimenticia hasta milenios más tarde en los que el hongojo empezo a comerse cocido en vinagre de maddil como acompañamiento en rituales religiosos de las sectas autóctonas de la zona. Actualmente se conserva esta costumbre ritual en algunos lugares de esta región, pero además de esto, el hongojo ha pasado a convertirse en uno de los alimentos típicos del planeta y se puede desgustar en cualquier época del año.